Skip navigation

Una de las tribus más primitivas del mundo es humillada a diario por turistas que pagan por participar en safaris humanos en los que a los nativos son tratados como animales de zoológico.

Cientos de visitantes de las remotas islas Andamán (al norte del Ecuador, en el océano Índico) hacen cola todos los días, al amanecer, para ir de safari a través de una reserva destinada a la tribu Jarawa. Luego, arrojan trozos de comida a los nativos medio desnudos —los cuales tuvieron contacto por primera vez con el resto del mundo a finales de 1990— para que bailen para ellos.

En teoría, los 403 miembros de la tribu deberían estar protegidos por leyes estrictas impuestas por la India, país al que pertenecen las islas. En la práctica, sin embargo, no sucede así. Un cartel a la entrada de la reserva informa de que no se debe dar comida a los jarawa, ni tomar fotografías ni hacer vídeos.  “Si lo hace”, advierte el cartel, “estará sujeto a acciones legales, incluida la incautación de su cámara fotográfica o de vídeo”. No obstante las advertencias, los turistas pagan hasta 350 libras para formar parte del convoy que se dirige a la reserva, de las cuales 200 van a parar a la policía local para que haga la vista gorda sobre la explotación a la que son sometidos los jarawa.

Asimismo, los visitantes con frecuencia son vistos arrojando plátanos y galletas a los miembros de la tribu que esperan a los lados del sendero que sigue el convoy. Escenas como ésta ocurren constantemente en Gran Bretaña cuando la gente da de comer a los animales en un zoológico.

Fue el fotoperiodista Gethin Chamberlain quien desveló los detalles del safari humano, que no se anuncia como tal, sino que se ofrece como una visita guiada a unas cuevas locales en Port Blair, la capital de las islas. Chamberlain se apuntó a un tour organizado por Rajesh Vyas, quien afirmó que los safaris son “muy populares” entre los británicos. Entre los costes del safari, Vyas mencionó que 15.000 rupias (182 libras) irían para sobornar a la policía y alrededor de la misma cifra para el coche, el chófer, regalos para los jarawa, galletas y “snacks”. A pesar de que la policía de la isla tiene orden de arrestar a cualquiera que sea descubierto tomando fotos a miembros de la tribu, varios agentes fueron vistos aceptando sobornos de 200 libras.

Durante la visita guiada por la reserva en la que participó el periodista, Vyas ordenó a un grupo de chicas jarawa, desnudas de cintura para arriba, que bailasen para los turistas. En un vídeo se puede ver  cómo las jóvenes se niegan en un principio, pero luego ceden cuando  el guía les recuerda que ya les ha dado comida.

Los miembros de esta tribu vivieron ajenos al mundo moderno hasta 1998, cuando uno de ellos necesitó tratamiento médico y, a su vuelta del hospital, contó a sus compañeros sobre la vida fuera de la reserva. En la actualidad, los jarawa visitan frecuentemente otros asentamientos y pueblos de la isla.

Al ser preguntado por la situación de esta tribu, Denis Giles, editor del periódico “Andaman Chronicle”, aseguró que los habitantes de la reserva están “sufriendo abusos” y añadió: “Ellos saben que deben mezclarse con el mundo exterior, pero no tiene por qué producirse un ‘shock’ cultural: deben poder elegir el ritmo al que lo quieren hacer. Pero, en lugar de eso, los jarawa son empujados hacia los turistas y los otros habitantes de las islas. Ellos creen que la policía los está protegiendo”, continúa Giles, “cuando en realidad los está usando. Los agentes los enseñan a mendigar y después toman el dinero que recolectan los jarawa y les dan tabaco a cambio, algo que no habían usado antes”. Y concluye: “Hubo casos de mujeres jarawa que dieron a luz a niños cuyos padres no eran jarawa, pero, como los bebés no son aceptados por la tribu, los mataron”.

Tras la salida a la luz de la realidad de los safaris, Ajai Saxena, el oficial del gobierno responsable de la reserva, afirma que “estos tours no respetan a los jarawa” y añade: “Advertimos a los que los organizan de que no debían continuar con los tours, pero no podemos controlar todos los vehículos que acceden a la reserva.”

Fuente:
Daily Mail
 (contiene el vídeo de la noticia)

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 19.910 seguidores

%d personas les gusta esto: