Skip navigation

La verdad sobre Sal

Se cree ampliamente que comer una dieta baja en sal es una opción saludable. ¿Es esto cierto? Es hora de cuestionar este dogma dietético ampliamente creido. En este artículo vamos a repasar la importancia de la sal y hacer la distinción esencial entre la sal saludable y la sal no saludable.

Viendo a la sal con una vista de águila

EL AGUA del mar contiene sales minerales en una proporción promedio de 35 gramos disueltos en cada litro de agua, donde se hallan prácticamente presentes, en concentraciones variables, todos los elementos químicos conocidos, y que forman los recursos minerales del mar.

Analizada desde el punto de vista químico, la diferencia entre una sal marina integral y la moderna sal de mesa de uso corriente, resulta abismal. La simple evaporación del agua de mar, deja como consecuencia un residuo sólido, al cual llamamos sal. Este residuo está compuesto por los 84 elementos estables de la tabla periódica, aquella que estudiábamos en el colegio secundario. Por supuesto que el cloro y el sodio son los principales elementos cuantitativos, representando casi el 90% de su composición. Pero la importancia cualitativa de ese 10% restante es verdaderamente extraordinaria.

Dado que toda la vida del planeta surgió del lecho marino, es obvio que hay una semejanza intrínseca y funcional con aquella “sopa madre”. Todas las formas de vida (plantas, animales, humanos), llevamos incorporada dicha solución en nuestros fluidos internos (savia, líquidos intracelulares, plasma sanguíneo). De esto eran conscientes nuestros antepasados, gracias a su intuitiva visión holística; pero nuestro reduccionista modernismo industrial se encargó de echar por tierra esta perspectiva. Concretamente en la sal, se comenzó por pensar en términos de “suciedad”: había que lavarla y purificarla para presentarla como un producto “limpio e higiénico”. Este concepto funcionó — y lo más triste es que aún funciona a nivel masivo — también con otros alimentos básicos y sujetos a procesamiento industrial: harina, arroz, azúcar, aceite, etc. [Ver también: La carne podrida es tratada con monóxido de carbono para hacer que se vea fresca en el supermercado]

La verdad sobre la sal de mesa y la industria química

Pero hay otras razones de “peso”, por las cuales la industria ha desarrollado complejos y costosos procedimientos de limpieza y purificación de la sal. Y es precisamente porque se fue descubriendo el gran valor industrial del componente básico de la sal (el cloruro de sodio ó cloruro sódico) en el desarrollo de los productos de síntesis química.

Una vez liberado de “impurezas” (y por tanto del equilibrio iónico que le confieren los restantes 82 elementos), el cloruro de sodio es un reactivo perfecto y económico. Por esta razón se perfeccionó la técnica de refinación y limpieza, a fin de conseguir la máxima pureza en la producción de cloruro sódico. Esta sustancia se convirtió en un elemento imprescindible de la industria química, sobre todo para la producción de plásticos, aceites minerales, desmoldantes, etc. También la industria alimentaria la incorporó en su batería de aditivos preservantes, como inhibidor de procesos de descomposición: un ejemplo es el yogurt, que contiene cloruro de sodio, no como saborizante sino como conservante.

La Dra. Sherry Rogers aporta otra pista sobre el porqué de la refinación de la sal, en su libro “La cura se encuentra en la cocina”: “La sal de mesa común que ha invadido el mercado de Estados Unidos en los últimos 50 años, parece ser un subproducto de la manufactura de armas. Las grandes compañías (como la Morton Thiokol, fabricante de combustibles para cohetes) refinan sal para extraer ciertos minerales que luego utilizan en sus producciones bélicas y espaciales. En el proceso de refinación industrial, la sal de mesa pasa por temperaturas de 670ºC, lo cual altera definitivamente su natural estructura cristalina”.

Por estas razones se refina exhaustiva y prolijamente la sal en el mundo moderno. Una sola cifra nos permite comprender mejor esta realidad: el 93% de la sal que se refina en el planeta está destinada a fines industriales no alimentarios, un 4% es utilizado por la industria alimentaria como conservante; apenas el minoritario 3% restante se destina al uso como sal de mesa.

Pero no todo termina en el “desguace” de sus restantes 82 elementos constitutivos. Luego “sufre” la aditivación de otros compuestos refinados. El caso del yodo y el fluor, ambos minerales tóxicos y reactivos en las formas antinaturales que se adicionan industrialmente

Sal tóxica vs sal saludable

Sal tóxica: La sal refinada

La razón que la sal se haya demostrado en varios estudios que daña el cuerpo es porque la sal utilizada en estos estudios es tóxica y no es apto para el consumo humano. Creado de un proceso de refinación de alta temperatura que elimina prácticamente todos los minerales contenido, la sal de mesa refinada se convierte en un alimento altamente procesado que incluso no se asemejan a la sal real de la naturaleza.

La sal real de la naturaleza está compuesta por cloruro de sodio sobre el 84% y 16% otros minerales y oligoelementos en una matriz perfectamente equilibrada, mientras que la composición de sal refinada es aproximadamente el 97,5% cloruro de sodio y hasta 2,5% aditivos químicos. La composición de sal refinada cambia significativamente su efecto en el cuerpo.

La verdad sobre Sal
La sal de mesa “refinada” han sido completamente despojados de sus minerales — la parte más nutritiva de la sal — durante el proceso de fabricación.

La sal de mesa tiene todos los minerales extraídos, que de otra manera ayudan a equilibrar la presión arterial. En consecuencia, la sal de mesa provoca fluctuaciones de presión arterial graves, en lugar de su estabilización. Este peligro bien conocido ha creado toda una industria de alimentos “bajo en sodio”. La industria química creó por primera vez el problema de la sal, y después aprovechó ofreciendo las soluciones complementarias y médicas.

La verdad sobre Sal
Los alimentos procesados también tienen muy altos contenidos de sodio, pero siempre es en forma de sal, sabores artificiales o potenciadores del sabor.

Echemos un vistazo a lo que se agrega a la sal refinada después de que es despojado de su vida dado por el contenido mineral:

Antiaglomerantes. Estos agentes ayudan a evitar que la sal se aglutinen, dándole esa textura suave y uniformemente perfecto. El más común de estos agentes antiaglomerantes son alumino-silicato de sodio y el silicato de aluminio-calcio. Note que ambos contienen el ‘aluminio”. Si eres del todo consciente de la salud es probable que sepas que el aluminio es tóxico para el organismo y se ha asociado con muchas enfermedades como el Alzheimer. (Aluminio en exceso es tóxico para el cuerpo y el cerebro).

Azúcar de maíz (Dextrosa). El antiaglomerantes de aluminio dan a la sal un sabor amargo. Por lo tanto la glucosa, o más comúnmente dextrosa, se añade para ayudar a compensar la amargura. Esta es una forma de azúcar, y al igual que muchos edulcorantes se ha ligado a muchas enfermedades de exceso como la diabetes, la obesidad y las caries y muchas otras, no tan graves, enfermedades.

Yoduro de potasio. Similar al yodo, el yoduro de potasio se convierte en yodo después de la ingestión. El yodo es un mineral esencial que ayuda a desarrollar una mente y un cuerpo sano. Fue añadida inicialmente a la sal en la primera parte del siglo 20, cuando se descubrió que los jóvenes desarrollaban Bocio. Algunas personas “inteligentes”, entonces decidieron añadir yodo en nuestra sal para asegurarse de que todos recibiéramos la cantidad suficiente en nuestras dietas y sin que nadie lo supiera. Se ha demostrado en algunos estudios que el cuerpo sólo puede absorber aproximadamente el 10% de este yodo porque simplemente no esta biológicamente disponible.

Estabilizadores. Cuando se añade yoduro de potasio, se necesita un estabilizador para evitar que el yoduro de descomponerse en yodo antes de que se ingiere. Estos estabilizadores pueden estar en la forma de bicarbonato de sodio, carbonato de sodio, tiosulfato de sodio, u otros estabilizadores dependiendo de la marca.

Fluoruro de sodio. Este componente químico es también agregado argumentando que es bueno para los dientes. Su utilización anula la utilización del yodo en el cuerpo. (el fluoruro de sodio es tóxico para el cuerpo y la mente). [Ver también: Los peligros ocultos de la pasta de dientes]

La sal es entonces blanqueado para verse mejor. (el blanqueo es tóxico para el cuerpo).

Mucha gente piensa que ha solucionado el problema con la compra de “Sal de Mar” de su tienda local de alimentos saludables. Algunas compañías venden sales brillantemente blancos que se etiquetan como ‘Sal de Mar’, pero han sido extraídos todos sus minerales como la sal de mesa. Esta sal de mar se refina al igual que la sal de mesa y viene generalmente de las mismas refinerías como la sal de mesa refinada. No es mejor que la sal de mesa, y el término “Sal de Mar” es un nombre completamente incorrecto. Son los minerales que le dan un color grisáceo a sal marina real. Dependiendo de donde se origine, sal marina real será gris o ligeramente rosada. La sal original nunca es blanco brillante.

Sal saludable: Sal sin refinar

La sal saludable viene del océano. Como el Dr. Maynard Murray afirma en su libro Fertility from the Ocean Deep (fertilidad desde el océano profundo), “El río de sangre que mantiene a los seres humanos es una copia del agua de mar. 90 elementos localizados en una solución perfecta.”

La verdad sobre Sal
La sal marina sin refinar y sin adulteración no es dañino en cantidades moderadas. Sus ventajas sobre la sal de mesa contrasta las inmensas diferencias entre la ingeniería de Dios y del hombre.

Existen más de 90 minerales y elementos hallados en agua de mar, están en proporciones exactas que exige la vida biológica de la Tierra. Cuando el agua del océano se seca a bajas temperaturas, la sal resultante que se produce tiene una mezcla curativa de minerales vitales. Esto es lo que la sal ha producido durante miles de años.

La sal del mar equilibra y nutre nuestro cuerpo con los minerales esenciales. Estos son algunos de los beneficios a la salud de la sal de mar:

  • Es vital para la contracción muscular y expansión, la estimulación de los nervios, el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, y otros procesos biológicos, también.
  • La sal también proporciona cloruro, que ayuda a producir ácidos necesarios para digerir las proteínas y enzimas para la digestión de hidratos de carbono que ayuda a las personas que necesitan equilibrar el peso, y es necesario para el funcionamiento apropiado del cerebro y el crecimiento.
  • La sal contiene magnesio, que es importante para la producción de enzimas, la transmisión nerviosa, la formación ósea, la formación de esmalte de los dientes, y la resistencia a las enfermedades del corazón, y también contiene muchos otros minerales. Los bebés y los niños tienen una necesidad especial de sal para el cerebro en desarrollo.
  • Esto ayuda a estabilizar los latidos cardíacos anormales que es contrario a la idea falsa común de que hace que la presión arterial aumente. De hecho, la sal de mar junto con el agua y en la proporción adecuada, es esencial para la regulación de la presión arterial. La sal de alta calidad busca en el mar los depósitos de sodio dañinos en el cuerpo y los elimina. También frena la presión arterial alta.
  • Ayuda a mantener los electrolitos en el cuerpo que son esenciales para el procesamiento de la información y la comunicación de las células cerebrales.
  • Combate la retención de agua en el cuerpo, que es de nuevo contrario a otra idea errónea de que la sal es la causa de la retención de agua. También se ha reportado que ayuda a disolver cálculos renales en el cuerpo.
  • La sal de mar suministra minerales esenciales directamente a las células para aumentar y mejorar el sistema inmune del cuerpo y aumenta la resistencia frente a las infecciones y enfermedades bacterianas. También ayuda a nuestro cuerpo a recuperarse rápidamente de los accidentes, cirugías, enfermedades, trastornos mentales, cortes y quemaduras, gripe, resfriados y otros virus, etc
  • La sal de mar ayuda en la absorción de alimentos en el tracto intestinal y mantiene el nivel de azúcar en la sangre, reduciendo así el riesgo de diabetes.
  • Actúa como un antihistamínico natural fuerte por mantener el cuerpo en el pH correcto. Esto ayuda a mantener el nivel de acidez del cuerpo y la prevención de problemas de salud diferentes y enfermedades degenerativas.
  • La sal marina tiene propiedades antisépticas y se puede utilizar durante el baño, para controlar el picor y la inflamación en la piel. Es un ingrediente muy desintoxicante para el baño, ya que ayuda a extraer las toxinas y revitalizar la piel y el cuerpo con minerales traza.

Sal: La esencia de la vida

La verdad sobre Sal
¿Puedo vivir sin sal? Nop.

No se puede vivir sin sal. La función del cuerpo humano es totalmente dependiente de su conductividad y la capacidad de él para transmitir información eléctricamente.

Cada uno de sus 4 trillones de células tiene una carga eléctrica. La comunicación entre las células y sistemas de tu cuerpo requiere un entorno apropiado para las señales eléctricas e impulsos a intercambiar.

No sal = no conductividad = no vida!

Todos hemos visto el experimento en clase de ciencias de la escuela secundaria donde intentamos pasar electricidad por el agua destilada (desprovisto de minerales) en un intento de completar un circuito y así encender un foco de luz. Aquí está de nuevo en el caso de que te hayas saltado ese día de clase para hacer champiñones con tus amigos:

Como se puede ver en el experimento, si bebemos agua destilada, agua del grifo o agua del río, necesitamos sal adicional en orden de que la señal eléctrica pueda atravesarlo. Nuestros cuerpos son al menos 70% agua y si comparamos la bombilla encendida a la vida misma, entonces es justo decir que la vida no pueden existir sin sal.

¿Por qué muchas personas siguen utilizando sal de mesa?

Debido a que más del 90% de la sal del mundo se utiliza directamente para fines industriales que requieren cloruro de sodio puro. El porcentaje restante se utiliza para los procesos de conservación y por ultimo termina en la mesa de la cocina.

Con el uso de una rigurosa publicidad, la industria de la sal tiene éxito en convencer a las masas que realmente existen ventajas para la salud el añadir yodo y fluoruro potencialmente tóxico a la sal. Además, la sal de mesa muy a menudo contiene conservantes peligrosos que no figuran en el envase — por motivos obvios.

Recuerda, todo con moderación. La sal tiene muchos beneficios para la salud, pero cuando se usa en exceso, también puede tener muchos peligros.

Fuente: http://conspiraciones1040.blogspot.com/2013/07/la-verdad-sobre-sal-es-beneficiosa-para.html

One Comment

  1. Excelente artículo, gracias por esta información.
    Saludos


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 21.298 seguidores

%d personas les gusta esto: