Skip navigation

Archivo de la etiqueta: donna gates

 

ecoo

Típicamente, los alimentos procesados están llenos de azúcar, sal, preservativos y otros aditivos en exceso. Pero probablemente esto ya lo sabías. Lo que quizá no sepas es el alcance que pueden tener sus estragos, algo que la industria de comida procesada no quiere que sepas.

 

En pocas palabras, aunque sepan muy bien y sean fáciles de preparar, cuando comes alimentos preparados estas cambiando salud por conveniencia.

Donna Gates, autora de The Body Ecology Diet, explica diez razones por las cuales deberías pensar dos veces la próxima vez que te veas tentado a comer alimentos procesados.

1. Son adictivos y pueden provocar que comas de más

Procesar modifica o remueve componentes importantes de la comida como la fibra, el agua y los nutrientes, cambiando la manera en que son digeridos y asimilados en tu cuerpo.

A diferencia de la comida cruda y entera, que contiene una mezcla de carbohidratos, grasas, proteínas, fibra y agua para ayudarte a sentir satisfecha, los alimentos procesados estimulan la liberación de dopamina y te hacen sentir bien incluso cuando la comida no tiene nutrientes ni fibra. Esta liberación de dopamina puede llevarte a comer de más y, ultimadamente, a volverte adicto a la comida.

2. Están vinculados a la obesidad

Está virtualmente garantizado que la comida procesada contiene aditivos que están vinculados a la obesidad. Esto incluye el glutamato monosódico, el jarabe de maíz alto en fructosa, endulzantes artificiales y otros. Además, los carbohidratos refinados como cereales de desayuno, bagels, waffles, pretzels y la mayoría de los demás alimentos procesados se convierten rápidamente en azúcar.

Esto incrementa tus niveles de insulina y leptina y contribuye a la resistencia a la insulina, lo cual es el factor principal de casi  todas las enfermedades crónicas y condiciones conocidas por el hombre, incluyendo el aumento de peso.

3. Rompen los principios de la combinación de comida

Comer alimentos en ciertas combinaciones ayuda a que el proceso de digestión de tu cuerpo trabaje más eficientemente y absorba más nutrientes. De acuerdo con un estudio, comer proteínas y almidones en un mismo momento (lo cual es común en comidas procesadas como la pizza de pepperoni) inhibe la digestión y lleva a la putrefacción de tu comida y a condiciones acídicas en tu sangre.

4. Fomentan el desbalance de tu ecosistema interno

Los microorganismos que viven en tus tractos digestivos forman un ecosistema interno muy importante que influencia numerosos aspectos de tu salud. Los alimentos procesados interrumpen este sistema, suprimiendo a la microflora benéfica y llevando a problemas digestivos, antojos y enfermedades. Los organismos benéficos en tu flora se regocijan con la comida entera y no procesada.

5. Son nocivos para tu estado de ánimo y cerebro

Cambios de ánimo, problemas de memoria e incluso la depresión son muchas veces resultados de una dieta fuerte en comida procesada. De hecho, la mayor concentración de serotonina, que está involucrada en el control del ánimo, la depresión y la agresión, se encuentra en tus intestinos, no en tu cerebro.

6. Fomentan comer demasiado rápido

Los alimentos procesados son rápidos y fáciles, lo que los hace perfectos para comer mientras tienes prisa. Pero comer tan rápido, o mientras haces otras cosas, puede causar que pierdas contacto con las señales naturales de tu cuerpo que te avisan cuando estas lleno. Esto evidentemente hace que comas de más y que ganes peso, e incluso hace más difícil la digestión correcta.

7. Las etiquetas de nutrición pueden ser engañosas

Un alimento procesado puede estar marcado como “natural” o “libre de azúcar”, pero no lo hace sano. Por ejemplo, un producto denominado “natural” puede legalmente estar genéticamente modificado, lleno de pesticidas o hecho con jarabe de maíz, aditivos, preservativos e ingredientes artificiales.

8. Las carnes procesadas están vinculadas al cáncer

Las carnes procesadas son aquellas que están preservadas con humo o sal, o la adición de preservativos químicos. Estas incluyen el tocino, el jamón, el pastrami, el salami, el pepperoni, las salchichas y algunas hamburguesas. Los nitratos que se les añaden son particularmente problemáticos.

9. Los alimentos procesados pueden incrementar tu riesgo a la infertilidad y la malnutrición

Ya que los alimentos procesados están vaciados de nutrientes, puedes estar comiendo una gran cantidad de calorías pero aun así estar malnutrido.  Y los alimentos genéticamente modificados están vinculados a problemas reproductivos.

10. Los alimentos procesados pueden sobrevivir años en un armario, pero no así una vida humana

Gracias al coctel de quí9micos, preservativos y otros aditivos alimentos procesados pueden sobrevivir mucho tiempo en una alacena sin descomponerse. Desafortunadamente, los productores invierten mucho dinero y tiempo en estrategias para incrementar la vida en alacena y crear empaques atractivos y muy poca atención en el valor de los nutrientes o en cómo serán nocivos para la salud.

Fuente: http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/09/01/top-10-cosas-que-la-industria-de-comida-procesada-no-quiere-que-sepas/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 19.775 seguidores

%d personas les gusta esto: