Skip navigation

Tag Archives: toxinas

Después de muchos años de decirle a la gente que la quimioterapia es la única manera de tratar (tratar literalmente) y eliminar el cáncer, el Hospital John Hopkins esta finalmente empezando a decir a la gente que hay alternativas.

Toda persona tiene células cancerígenas en el cuerpo. estas células no se ven en los chequeos regulares hasta que se han multiplicado a unos pocos billones. cuando los doctores le dicen a los pacientes de cáncer que no hay mas células cancerígenas después del tratamiento, solo significa que los chequeos no las detectan porque ellas no han llegado a un tamaño detectable.

Las células de cáncer ocurren 6 de 10 veces en la vida de las personas.

Cuando el sistema inmunológico de una persona es fuerte, las células cancerígenas serán destruidas y se prevendrá la multiplicación y formación de tumores.

Cuando una persona tiene cáncer, esto indica que esa persona tiene muchas deficiencias de nutrición. esto puede ocurrir por diferentes motivos como genéticas, de medio ambiente, alimenticios y por modo de vida.

Para resolver esas muchas deficiencias de nutrición, el cambiar de dieta e incluir suplementos es imprescindible para reforzar el sistema inmunológico.

La quimioterapia en realidad envenena las células de cáncer, pero también destruye las células sanas de la médula espinal, así como también las del intestino y eso produce daño en los órganos como el hígado, riñones, corazón y pulmones.

La radiación, cuando destruye las células cancerígenas, también quema y daña las células sanas y los órganos, así como también los tejidos.

El tratamiento inicial de quimioterapia y radiación muchas veces reduce el tamaño de los tumores, pero un prolongado uso de la quimioterapia y la radiación no tiene como resultado la destrucción total de los tumores.

Cuando el cuerpo tiene muchas toxinas debido a la quimioterapia y la radiación el sistema inmunológico esta comprometido o destruido, por eso las personas pueden sufrir varios tipos de infecciones y complicaciones.

Quimioterapia y la radiación puede causar la mutación de las células cancerígenas, que se resistan y se haga difícil su destrucción total. La cirugía puede también provocar la invasión de las células a otros órganos.

Una manera efectiva de combatir ‘el cáncer’ es no darle de comer a las células cancerígenas con aquellos alimentos que necesita para multiplicarse.

Las células de cáncer se alimentan de:

Azúcar es un alimento del cáncer. no consumiendo azúcar se corta uno de los mas importantes elementos de las células cancerígenas. existen sustitutos del azúcar como sacarina, pero esos están hechos con aspartamo y es muy nocivo. Un mejor sustituto del azúcar es miel de manuka o melaza, pero en pequeñas cantidades. La sal tiene un químico que se le agrega para que se vea blanca. Una mejor alternativa para la sal es la sal de mar o sales vegetales.

Leche causa al cuerpo la producción de mucus, especialmente en el conducto intestinal. Las células cancerígenas se alimentan de mucus, eliminando la leche y sustituyendo por leche de soya, las células de cáncer no tienen que comer por consiguiente se mueren.

Las células de cáncer maduran en un medio ambiente ácido. una dieta basada en carne roja es ácida, es mejor comer pescado, y un poco de pollo, en lugar de carne vacuna o cerdo. La carne además tiene hormonas y parásitos que son muy nocivos, especialmente para las personas con cáncer. la proteína de la carne es muy difícil de digerir y requiere muchas enzimas. la carne que no se digiere queda en los intestinos y entra en estado de putrefacción y lleva a la creación de más toxinas.

¿Cómo contribuir a la solución del problema?

Una dieta de 80 % de vegetales frescos y jugos, granos, semillas, nueces, almendras y solo un poco de frutas ponen al cuerpo en un ambiente alcalino. solo un 20% se debe consumir en comidas cocidas, incluidos los porotos (frijoles). jugo de vegetales frescos proporcionan al cuerpo coenzimas que son fáciles de absorber y llegan a las células después de 15 minutos de haber sido consumidos para nutrir y ayudar a formar células sanas. para obtener enzimas vivas que ayudan a construir células sanas se debe tratar de tomar jugos vegetales (casi todos incluido alfalfa) y comer muchos vegetales frescos 2 o 3 veces al día. Evitar tomar café, te y chocolate, pues tienen mucha cafeína. el te verde es una mejor alternativa y tiene propiedades que combaten al cáncer. el agua es mejor tomarla purificada, o filtrada para evitar las toxinas y metales pesados del agua de la canilla. agua destilada es ácida, no tomarla.

Las paredes de las células de cáncer están cubiertas por una proteína muy dura. Evitando comer carne, estas paredes liberan mas enzimas que atacan las proteínas de las células de cáncer y permite al sistema inmunológico destruir las células cancerígenas.

Algunos suplementos ayudan a reconstruir el sistema inmunológico (florescence, essiac, anti-oxidantes, vitaminas, minerales, efas (aceite de pescado) para ayudar a las células a luchar y destruir las células cancerígenas. Otros suplemento como la vitamina e son muy conocidas porque causan apóptosis, el método normal del cuerpo de eliminar las células innecesarias o defectuosas.

El cáncer es también una enfermedad de la mente, el cuerpo y el espíritu. Una actitud mas activa y positiva ayudará a combatir al enfermo de cáncer a convertirse en un sobreviviente. La rabia y la incomprensión, el no perdonar pone al cuerpo en una situación de estrés y en un medio ambiente ácido. Aprender a tener un espíritu amable y amoroso con una actitud positiva es muy beneficioso para la salud. Aprender a relajarse y disfrutar de la vida. Busque a su Creador en oración, El le dará salud.

Las células de cáncer no pueden vivir en un ambiente oxigenado. Ejercicio diario, y respiración profunda ayuda a recibir más oxígeno hasta niveles celulares. La terapia de oxígeno es otro elemento que ayuda a destruir las células de cáncer.

1. no contenedores de plástico en el microondas.

2. no botellas de agua en el freezer.

3. no papel plástico en el microondas.

Químicos como las dioxinas causan cáncer, especialmente de seno. La dioxina es muy destructiva, especialmente para las células del cuerpo.

No ponga en el freezer sus botellas de agua de plástico ya que el plástico elimina dioxina y envenena el agua.recientemente, el doctor edward fujimoto, wellnes program manager at castle hospital, estuvo en un programa de televisión y explico el peligro de la dioxina. El dijo que no tenemos que poner contenedores de plástico en el microondas. especialmente las comidas que tienen grasas. dijo que la combinación de grasa y calor fuerte con el plástico elimina dioxina dentro de la comida y por consiguiente luego a nuestro cuerpo. En su lugar se puede usar vidrio, como pirex o cerámica para calentar la comida.

Fuente: http://reconquistandoeden.com.ar/el-hospital-john-hopkins-declara-la-quimioterapia-es-la-gran-equivocacion-medica#sthash.bfjvcAVc.dpuf

A lo largo de nuestras vidas, nuestros cuerpos se van contaminando con diversas sustancias tóxicas que causan cánceres y otras enfermedades. Estas sustancias tóxicas nos llegan a través del aire que respiramos, de la comida que comemos, de los medicamentos que tomamos y del agua que bebemos. A medida que el uso de estas sustancias tóxicas aumenta día a día, y la incidencia del cáncer también aumenta, poder utilizar un tratamiento demostrado, natural, y desintoxicante como la Terapia Gerson no sólo brinda tranquilidad, sino que es necesario.

La Terapia Gerson es un poderoso tratamiento natural que fortalece el sistema inmunitario, para así poder curar cánceres, artritis, enfermedad coronaria, alergias, y muchas otras enfermedades degenerativas. Un aspecto que la diferencia de la mayoría de los demás tratamientos es su naturaleza integradora e inclusiva. Se consumen diariamente trece vasos de jugos frescos, de frutas y verduras orgánicas, que proporcionan una cantidad abundante de nutrientes, enzimas y minerales. Luego estas sustancias degradan el tejido enfermo del cuerpo, mientras que los enemas ayudan a eliminar la acumulación de toda la vida de toxinas en el hígado.

Con un enfoque que tiene en cuenta la totalidad del cuerpo para la curación, la Terapia Gerson reactiva de manera natural la magnífica capacidad de su cuerpo de curarse a sí mismo, sin efectos secundarios nocivos. Más de 200 artículos en respetadas publicaciones médicas, y miles de personas curadas de sus enfermedades “incurables”, documentan la efectividad de la Terapia Gerson, que es además una de los pocos tratamientos con 60 años de éxito.

Aunque su filosofía de desintoxicar y reactivar al cuerpo es simple, es este un tratamiento complejo que requiere prestarle bastante atención a los detalles. Si bien muchos pacientes se han curado totalmente utilizando la Terapia Gerson por sí solos, para obtener los mejores resultados recomendamos empezar el tratamiento en un centro de tratamiento con licencia del Instituto Gerson.

Nota: el Instituto Gerson no tiene, controla, ni maneja ningún centro de tratamiento. Tenemos un programa de licencias con clínicas para asegurar que los pacientes reciben un verdadero tratamiento Gerson 100%. Asegúrese de que su clínica tenga la licencia del Instituto Gerson, para brindar esta terapia.

La Terapia Gerson es un avanzado tratamiento holístico y natural actual que utiliza el propio mecanismo de curación del organismo para el tratamiento y la cura de enfermedades crónicas y debilitantes. Cuando fue introducida por el Dr. Max Gerson, esta terapia nutricional estaba tan adelantada a su tiempo que casi no había explicaciones en la literatura científica de cómo podía lograr curar enfermedades crónicas e infecciosas. Pero, debido a que de hecho curó muchos casos de tuberculosis avanzada, enfermedad coronaria, cáncer y muchas enfermedades de menor gravedad, la Terapia Gerson quedó establecida como una importante contribución al campo de la medicina, a través de artículos aparecidos en publicaciones con reseña académica. El Dr. Gerson publicó por primera vez un artículo relacionado con el cáncer en 1945, casi 40 años antes de la adopción del actual programa oficial de dieta, nutrición y cáncer del Instituto Nacional del Cáncer de los EE.UU.

El Dr. Max Gerson trató a cientos y cientos de pacientes y siguió desarrollando y refinando su terapia hasta su muerte en 1959, a la edad de 78 años. Su paciente más famoso fue el Dr. Albert Schweitzer, a quien Gerson curó de diabetes avanzada cuando Schweitzer tenía 75 años. Volvió a su hospital en África, ganó el premio Nóbel, y trabajó hasta los noventa y tantos años. Escribió lo siguiente: “Veo en el Dr. Gerson a uno de los más eminentes genios de la historia de la medicina”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 27.959 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: