Tabarnia es una idea que nace del unionismo tras observar como el mundo entero y su prensa daba por ganadores del 21D a los independentistas. Como si de una pataleta de niño pequeño se tratara, estos han creado un ente ficticio para poder seguir agarrados a alguna idea que no fuese aún derrotada. La región tabarnesa, es ya de inicio la auto proclamación de la República catalana, lo que supone romper con su discurso de que no era algo factible y sobretodo anticonstitucional. Una gran incongruencia con ellos mismos.

Por otro lado, se pone en el mismo nivel de soberanía y decisión a Cataluña que Tabarnia, algo totalmente estúpido. Tabarnia, es algo nuevo, inventado, sin historia propia ni rasgos culturales distintivos. Es por definición, una pura invención. Cataluña, tiene una historia propia de muchos siglos, se la identifica como unidad política, como nación, como CCAA de España durante décadas, con gobierno propio desde 1359 y tiene infinidad de características propias de una región autónoma o de un país independiente. Ponerlas en el mismo nivel no tiene sentido.

Si analizamos que zonas de Cataluña son las que se situarían debajo esta región, encontramos las comarcas de: Baix Camp, Alt Camp, Tarragonès, Baix Penedès, Alt Penedès, Garraf, Baix Llobregat, Barcelonès, Vallès Occidental, Vallès Oriental i finalmente coge trozos de las comarcas de l’Anoia, Bages y la Selva.

Tabarnia parte de la base de que, en todos sitios anteriores, el unionismo es mayoría ya que C’s ha sido primera fuerza en votos. Se centra en comarcas de la provincia de Tarragona y Barcelona, las zonas más pobladas de Cataluña sin duda. El error está en creer que, si gana Ciudadanos, gana el unionismo, y no sumar a las 3 listas independentistas y las 3 listas del 155 para ver quien realmente saca más votos. Si cogemos gran parte de los pueblos incluidos en la zona y sumamos las listas independentistas, en muchos casos suman más votos. La mayoría que reclama Tabarnia no existe.

Si analizamos comarca por comarca, vemos que Tabarnia no se sostiene por ningún sitio, flaquea por todas partes. Por ejemplo, la comarca del Baix Camp, el voto independentista fue de un 48’2%, el unionista de un 45,58%, no hay mayoría. En el Alt Camp, el soporte a la República obtiene un 61’98% y también se incluye en Tabarnia. En Barcelona ciudad, los soberanistas sacan un 45’78% de votos, los unionistas un 43’47%. Sin duda los datos retratan a esta estúpida idea, que cuando se analiza, no se mantiene por ningún sitio.

Por otro lado, se ha usado esta estrategia para menospreciar de forma muy ofensiva a los ciudadanos de comarcas interiores de Cataluña, sobretodo mediante el termino paleto. Resulta curioso ver como los mismos que han usado el calificativo de supremacistas durante la campaña del 21D para referirse a los independentistas, ahora se quieren situar en posición superior respecto a otros catalanes, creando ciudadanos de primera y de segunda clase.

En conclusión, estas cosas son las que provocan que un discurso quede menospreciado, sacando teorías de foros de internet. Muy rápido se han subido al carro algunos sin ver realmente que era una idea forofa falta de sentido. Es tarea de todos desintoxicar el clímax político que busca atacar a todo aquello que ponga en riesgo el régimen del 78.

Si después de leer mis ideas, alguien tiene otro modo de sostener tal descabellada teoría, le invito que me lo exponga de manera educada mediante mensaje privado en Twitter.