Skip navigation

Overdose – The Next Financial Crisis

Sobredosis – La Próxima Crisis Financiera

  • Género: Documental
  • Clasificación temática: Economía
  • Duración: 47 minutos
  • Año: 2010
  • País: Suecia
  • Idioma: Inglés, subtitulada en español (*)
  • Narración: Johan Norberg
  • Dirección: Martin Borgs
  • Guión: Martin Borgs, Johan Norberg
  • Producción: Henrik Devell
  • Compañía productora: Swedish Free Enterprise Foundation
  • Fotografía: Pär Eliasson
  • Edición: Pier Franceschi
  • Diseño gráfico: Pier Franceschi
  • Animación: Andreas Szegö
  • Música: Adam Nordén
  • Investigación: Jonathan Liberman
  • Sitios de filmación: EEUU, Alemania y Suecia
(*) Los subtítulos para este documental han sido elaborados en forma autogestionada por el Movimiento de Transición de la Comarca Andina, y hasta el momento es la única versión existente en español para esta película.
Lista de participantes

- Gerald Celente, Analista de tendencias, fundador y director del Trend Research Institute, USA
- Vernon L. Smith, Investigador de Chapman University, premio Nóbel de Economía en el año 2002. 
- Peter P. Schiff, Analista financiero, presidente de Euro Pacific Capital.
- David M. Walker, Auditor General de los Estados Unidos, desde 1998 hasta 2008.
- Megan McArdle, Columnista económica de la revista The Atlantic.
- Karen Horn, Investigadora y analista del German Economic Institute.
- Robert Van Order, Ex economista en jefe de la Corporación Federal Hipotecaria Freddie Mac.
- Dennis F. Hannon, Intendente del pueblo de Union, Estados Unidos, cerca de la frontera con Canadá.
- Frank Petrilli, Pequeño comerciante autónomo del pueblo de Union, Estados Unidos.
- George W. Bush, Barack Obama, Ben Bernanke, Alan Greenspan y otros: Fragmentos de archivo.

Resumen

Cuando realizamos un diagnóstico profundo acerca del gran desafío de la humanidad en los tiempos presentes, encontramos que el mapa de la gran crisis sistémica que enfrentamos está compuesto por cuatro elementos principales, altamente interrelacionados: Economía, Energía, Presión Demográfica y Medio Ambiente. En tiempos de crisis las sociedades buscan líderes fuertes y soluciones simples. Pero… ¿Qué pasaría si las soluciones económicas que se están planteando constituyen los mismos errores que provocaron el desastre? El documental Overdose describe y analiza la historia de la mayor crisis económica de nuestra época: la que aún está por venir.

Cuando estalló la burbuja financiera global, la solución fue bajar las tasas de interés e inyectar miles de millones de dólares sin respaldo a un sistema bancario enfermo. Justamente esa solución fue el problema, y por eso la próxima crisis será peor aún. Los gobiernos ya se están quedando sin combustible para alimentar la economía. Puede ser que todavía estén en condiciones de salvar a los bancos, pero de ahora en adelante la pregunta más inquietante es quién salvará a los gobiernos…

Las previsiones apuntan a que el gigantesco endeudamiento sin precedentes de todos los países superará el 100% del PIB en breve. La economía de Grecia e Islandia ya se derrumbaron. Hay otros países que están en la cuerda floja… ¿Cuál será el próximo? ¿Qué sucederá cuando se produzca el inevitable efecto dominó en toda la economía mundial?

Esta tormenta que conmueve al planeta comenzó a gestarse en los Estados Unidos, cuando el Congreso a instancias del gobierno federal decidió impulsar masivos planes hipotecarios de vivienda, inclusive para quienes no podrían pagarlos. En dicha oportunidad el mercado acuñó el ingenioso acrónimo NINA: “Ningún ingreso. Ningún activo. Ningún problema”. Dicho esquema basado en las corporaciones privadas Fannie Mae y Freddie Mac que estaban patrocinadas por el Estado, generó en todo el mundo una burbuja financiera de proporciones sin precedentes.

¿Querías irte de vacaciones? ¿Deseabas renovar todo tu guardarropa o cambiar el vehículo? Sólo tenías que usar tu casa como si fuera un banco, hipotecándola y pidiendo el dinero prestado. ¿Por qué trabajar en actividades productivas si se puede ganar dinero tan fácilmente? Mientras el gobierno garantizaba todos esos préstamos sin respaldo, era de tontos no continuar endeudándose sin límites. Y para apagar el incendio la Reserva Federal no tuvo mejor idea que darle más alcohol a los ebrios, inyectando nuevos paquetes de estímulo millonarios en un sistema virtualmente quebrado.

Varios de los analistas entrevistados en este documental habían anticipado el desenlace de toda esta locura y la orgía del dinero sin respaldo, pero fueron ridiculizados y hostigados cuando en medio del auge de la fiesta y la borrachera del consumo, intentaron una y otra vez advertir sobre las catastróficas e inevitables consecuencias que tal descontrol tendría en el futuro.

Sin embargo aún hoy continúa aplicándose esta lógica financiera sin sentido, con rescates estatales gigantescos a compañías quebradas, y más creación de dinero ficticio para mantener en funcionamiento artificialmente la economía. Overdose aporta una visión razonada sobre el inevitable final que tendrá todo esto, advirtiéndonos que la peor crisis financiera jamás vista, es la que nos está esperando.




Una Tormenta Perfecta

Como hoja de ruta para la realización del documental Overdose, el director Marting Borgs se basó en el libro “Una Tormenta Perfecta” de Johan Norberg, quien se lo ha dedicado a su pequeño hijo con estas palabras: “Alexander, al mirar hacia atrás verás a este momento presente como los buenos tiempos.” 

Una tormenta perfecta se produce cuando convergen ciertos fenómenos climáticos, cada uno de los cuales por sí solo no resulta tan dramático, pero actuando en conjunto se refuerzan mutuamente hasta engendrar una catástrofe. La crisis financiera mundial que se avecina, desde este punto de vista es como una tormenta perfecta. El “sueño americano” del progreso y de la casa propia, la abundancia de dinero sin respaldo que estimulaba el consumo desmedido, los bancos ligados a los nuevos instrumentos bursátiles altamente especulativos, junto a un extremadamente torpe sistema regulatorio, están conformando la peor tormenta económica de todos los tiempos. 

De tal manera, según Norberg hubo cuatro elementos convergentes detrás de la gran burbuja inmobiliaria en Estados Unidos: Primero, una política monetaria dislocada y sin frenos que determinó una superabundancia de dinero sin respaldo en el mercado desde el año 2001.  Segundo, una obsesión del gobierno para revitalizar la economía a través de convertir a todo el mundo en propietario de inmuebles. Hacia finales de 2007, los bancos pseudoestatales Fannie Mae y Freddy Mac tenían apenas 1,2 dólares de capital por cada 100 dólares que habían prestado a través de títulos hipotecarios.  Tercero, la perversión y mala fe de prácticas bancarias que llevaron a los bancos a no contabilizar activos en sus libros, y eludir así las exigencias de capital mínimo. Y finalmente, un oligopolio fiscalizador corrupto creado por el estado, con agencias calificadoras de riesgo que adjudicaban las más altas notas a títulos inservibles.

Insólitamente, los factores mencionados siguen aún hoy en plena vigencia. La política monetaria y la política fiscal son ahora incluso más inflacionarias que entre 2001 y 2006. En vez de remover los incentivos estatales para préstamos injustificados, los políticos los han multiplicado con la infantil visión de seguir impulsando la economía. Esto es más alcohol para los ebrios…! Así, a una bochornosa reglamentación que invitaba a los bancos a evadirla, se suman ahora nuevas normas igualmente suicidas. Y las decisiones que convirtieron a las calificadoras de riesgo en entidades semioficiales obligando a grandes bloques de capital de inversión a guiarse erráticamente por su accionar, siguen sin ser siquiera cuestionadas.

La razón de todo esto es lo que Norberg llama la tendencia de los burócratas, como si fueran generales, librando su última guerra. Antes de concederles a los políticos, banqueros y burócratas más poder sobre la economía, el autor se pregunta si acaso no deberíamos primero examinar qué hicieron con todo el poder y los recursos. Se habla de una gran crisis del capitalismo, pero es necesario plantear también que podría tratarse del colapso de las instituciones políticas y los estados, tal como los conocemos.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 19.916 seguidores

%d personas les gusta esto: