Anuncios

www.lamatrixholografica.com

LAS FASES DEL DUELO POR UNA PÉRDIDA

duelo

El duelo es el proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida, bien sea perdida profesional, bien sea de un ser querido, bien sea la perdida en la ruptura de una relación.

El “duelo” consta 5 etapas. ( según Dra. Elizabeth Kübler-Ross)

Estas etapas son :

-Negación implica el no querer enfrentarse a esa pérdida, el hablar de ella pero con la esperanza puesta en que esa persona va a volver en cualquier momento.
En esta etapa hay que darse tiempo para aceptar la perdida. La negación es una defensa para hacer el golpe mas suave.

– Ira: En esta etapa se reconoce que la negación no puede continuar. Mostramos la mas fuerte de nuestras emociones al enfrentarnos de tu a tu con la pérdida.

En esta etapa hay que canalizar la rabia, expresándola a tus amigos y seres queridos. También ayuda hacer ejercicio físico.

– Negociación: Es ahora cuando buscamos la “culpa” o la justificación en nosotros o en los demás con expresiones como si hubiera hecho, si hubiera dicho, si no hubiera…etc. Con el único fin de entender esa pérdida.

En esta fase es importante darnos cuenta que no hay culpables y sobre todo no culpabilizarnos a nosotros mismos.

– Depresión: Es el momento en el que entramos en la tristeza, en la desesperación. De nuevo otra vez el pensamiento de que “todo” se ha terminado, de que qué vamos hacer con nuestra vida a partir de ahora. Entrar en este estado y mantenerlo nos puede llevar a una espiral de soledad, tristeza, angustia, desesperación e infravaloración de la vida.

En esta etapa debemos expresar nuestras emociones, sentimientos, angustias y fantasías a nuestros seres queridos para soltarlas y que nos ayuden a regularlas. Esta etapa es la que suele ser mas persistente. Y es en la que debemos tener más voluntad para salir de ella cuanto antes.

– Aceptación: Ahora si. Es el momento de ponerse en acción. De ser consciente de lo que quieres a partir de ahora y buscar las herramientas adecuadas para conseguirlo.

Una vez alcanzada esta etapa, se recupera la paz interior y se puede volver a construir.
Cada una de estas fases no tiene un tiempo ni un orden lógico.

Personalmente opino que cada uno estará en cada una de estas fases el tiempo que quiera estarlo. Tenemos herramientas para cambiarlo, sabemos que nuestras emociones vienen de nuestros pensamientos. Nosotros somos los únicos responsables de como queremos, y cuanto deseamos estar en cada una de estas fases.

No es solo cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío. En este momento tenemos que buscar otro vaso diferente que nos ayude a vivir como CADA UNO QUERAMOS HACERLO.

El quedarnos en lo negativo, en lo que podía haber sido y no fue, solo nos lleva a perdernos la cantidad de cosas maravillosas que nos quedan por vivir a partir de ahora.

El valorar lo “bueno” que hemos vivido en esa relación nos ayuda a seguir avanzando y a agradecer esos momentos que hemos disfrutado y nos han traído hasta el lugar en el que ahora nos encontramos.

Anuncios

Una respuesta

  1. Con el tiempo vamos aceptando esa perdida humana, pero sigue estando presente siempre, y nos acompaña y ayuda en los momentos difíciles.

    Me gusta

    diciembre 5, 2012 en 8:51 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s