www.lamatrixholografica.com

Según la Universidad Complutense de Madrid: Las células del cáncer mueren tras ser expuestas al THC, ingrediente activo de la Marihuana

Una vez más, esta milenaria y sacra yerba es protagonista de un descubrimiento científico que puede mejorar notablemente la salud de los pacientes que padecen cáncer. ¿Qué pensarán las futuras generaciones al saber que la marihuana estuvo legalmente prohibida por muchos años a sabiendas de que posee efectos cuasi mágicos en la mente y en el cuerpo humano?

Cristina Sánchez, una joven bióloga de la Universidad Complutense de Madrid, realizó un hallazgo que la dejó atónita. Los cannabionoides de la marihuana inhiben el desarrollo del cáncer, lo que se traduce en un tratamiento alternativo no agresivo (y eficaz) para el enfermo.

La científica española estudiaba el metabolismo celular cuando fue sorprendida por algo notablemente particular: las células cancerígenas morían tras ser expuestas al tetrahidrocannabinol (THC), ingrediente activo de la marihuana.

Después de su hallazgo, Cristina hizo un comparativo con estudios previos que indicaron que los cannabionoides también poseen efectos analgésicos, supresores de las náuseas, el dolor, la fatiga y la pérdida de apetito, y ahora se le suma otra cualidad a favor de los pacientes con esta enfermedad.

Por la misma fecha, científicos de la Universidad de Harvard informaron que el THC reduce el crecimiento tumoral en el cáncer de pulmón convencional y, además, impide la propagación de células dañinas.

A modo de ejemplo, los científicos explicaron que el THC es una especie de misil que busca las células tumorales para eliminarlas, dejando al resto completamente sanas.

A diferencia de los fármacos convencionales y la quimioterapia, que se caracterizan por sus potenciales daños físicos y cerebrales, el uso de la marihuana abre un umbral hacia una mejor vida para las personas que padecen esta enfermedad.

Fuente: http://sebbm.es/ES/divulgacion-ciencia-para-todos_10/aplicaciones-terapeuticas-actuales-de-compuestos-derivados-de-la-marihuana_829

 

11 comentarios

  1. esplendido, vaya mundo de contradicciones y conspiracion en contra del genero humano, voto por la legalizacion y libre uso y aplicacion en todas las areas que pueda beneficiar.

    Me gusta

    febrero 1, 2014 en 6:44 am

  2. alfredo34

    Reblogged this on My Blog.

    Me gusta

    febrero 2, 2014 en 8:56 pm

  3. Pingback: Según la Universidad Complutense de Madrid: Las células del cáncer mueren tras ser expuestas al THC, ingrediente activo de la Marihuana | Espacio de Arpon Files

  4. Muy interesante. Habría que realizar un estudio en consumidores de cannabis analizando la mortalidad por cáncer en este grupo especial. Empíricamente casi puedo asegurar que la incidencia encontrada será muy baja, ya que generalmente “escalan” a drogas más “duras” o son alcohólicos. Habrá que hacer seguimiento en la literatura

    Me gusta

    febrero 2, 2014 en 11:22 pm

    • Al fumarla se queman los cannabinoides y el THC, la forma para hacer un tratamiento eficaz, es mediante la extracción del aceite altamente concentrado e ingerido por vía oral. Desde hace muchos años, (antes de las farmacéuticas) hasta nuestros días hay toda una comunidad trabajando y preparando sus propios compuestos non-químicos para ayudar a miles de personas. Conozco varios que “milagrosamente” se han curado y no solo de cáncer, también de diabetes.
      Les recomiendo con todo respeto, que investiguen mucho más en la red. Hay un señor que enseña gratuitamente como preparar los aceites, se llama Rick Simpson. Lo encuentran en google, en youtube y su página es: http://phoenixtears.ca/

      Me gusta

      marzo 15, 2014 en 10:35 pm

  5. Claro, pero ¿de qué manera hay que consumir la hierba para obtener el efecto deseado?

    Me gusta

    febrero 4, 2014 en 1:12 am

  6. Tengo mis dudas respecto a éste artículo… si bien los casos de cáncer distan unos de otros y no todos son iguales, el máximo exponente de consumo de marihuana y referente del reggae a nivel mundial junto a la cultura rastafari fue BOB MARLEY quien decidió no llevar adelante tratamientos contra el cáncer porque consideraba que la hierba podría curarlo y que si moriría sería porque el destino así estaba marcado. Comenzó luego de reiteradas insistencias de su grupo íntimo a tomar los tratamientos correspondientes de quimioterapia y medicinas alternativas y sin embargo termino consumido por un tumor que hizo metástasis en todo su cuerpo a la edad de 36 años…
    No creo que el consumir marihuana detenga ni retrotraiga las células cancerígenas, creo que si puede ser un paliativo para otras técnicas más especificas, por ejemplo una alimentación sana, eliminación de stress y cambio de vida con algunos medicamentos farmacológicos que también hagan lo suyo.

    Me gusta

    marzo 9, 2014 en 2:59 am

  7. ACEITE DE CANNABIS
    Una persona en promedio necesita alrededor de 90 días para ingerir el tratamiento completo de 60 gramos de aceite. Debe comenzar con tres (03) dosis por día, de aproximadamente el tamaño de la mitad de un grano de arroz. Después de cuatro días, duplique la cantidad. Una persona promedio necesita alrededor de cinco (05) semanas para llegar al punto donde pueden ingerir un gramo por día. Una vez que alcanzan esta dosis, pueden continuar a este ritmo hasta que desaparezca el cáncer.

    PREPARACION PARA USO MEDICO:
    Elementos necesarios:
    1 libra (500 gramos) de cogollos de mariguana de alta calidad.
    2 galones de alcohol etílico mínimo al 96% de pureza (100% es mejor, si lo consigue).
    1 recipiente de cerámica o vidrio (con capacidad suficiente para los 500 gramos de material base, más el alcohol y espacio para revolver)
    1 palo para revolver.
    Un metro cuadrado de franela limpia (camiseta vieja, limpia)
    1 recipiente de vidrio para recoger el aceite-alcohol.
    1 olla grande para hervir agua
    1 olla pequeña o sartén para freír dos huevos.

    PREPARACIÓN
    1-. Verter el cannabis en el recipiente, agregar el disolvente (alcohol etílico) hasta cubrir. Revolver vigorosamente con el palo para romper los cogollos y así extraer los cannabinoides y el THC natural. Esto se hace durante cinco a ocho minutos.
    2-. En otro envase de plástico, filtrar y exprimir el aceite (mezclado con alcohol) mediante la camiseta. El ripio resultante se vuelve a “lavar” (repetir el procedimiento), para extraer cualquier residuo de cannabinoides.
    3-. Tome una olla grande, llene de agua y póngala a hervir. Mientras tanto busque en que hacer el baño de maría, (cacerola para hacer hasta 2 huevos). Lave y seque bien, vierta un poco del aceite (mezclado con alcohol). Cuando el agua empiece a hervir, coloque la cacerola sobre el agua dentro de la olla y baje la cantidad de fuego. Con una cucharita para azúcar, revuelva el aceite para ayudar a que el alcohol se evapore. Luego de 4 horas más o menos, logrará evaporar el 95% del alcohol de todo el aceite, deje enfriar e inicie el tratamiento.

    La presente información publicada, es un extracto del método de Rick Simpson

    Me gusta

    marzo 15, 2014 en 10:26 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s